15 enero 2007

Tengo tendencia a complicar absolutamente todo lo que me rodea, y cuando llego a un punto en el que no soy capaz de abarcarlo, me desentiendo de todo, me sumerjo en un mundo donde nadie puede llegar y sólo oigo de fondo las voces de las obligaciones clamando por ser cumplidas. Pero es que a veces no puedo con todo.

Desde diciembre, aproximadamente, he caído en una espiral de pereza de la que no consigo salir más de 10 minutos seguidos. He dejado de lado mis aficiones, incluso, el deporte, el rol, nada me estimula como antes. Y siento que he vuelto a perder una parte de mí en el camino, que poco a poco voy cayendo en lo que sé que terminaré y de lo que ya no podré salir, y me voy elevando de las cosas que me importaban. Vegeto como una alcachofa. Estoy más despistada que de costumbre. Mato mis buenas rachas a base de enfados más o menos justos, y siento que me separo incluso de quien me importa.

Me abandono, en pocas palabras.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Abandono puede indicar una renuncia, quizas una renuncia a algo que te requiere un esfuerzo. Tambien puedes entender abandono como alejamiento de un lugar, te alejas de ti para verte con mas perspectiva.

Doji Kaoru dijo...

Verme con perspectiva no estaría mal, el problema es que esa perspectiva suele estar nublada por la desilusión, el pesimismo y el verme atrapada en una vida adulta para la que no sé si estoy preparada.

Anónimo dijo...

Necesitas estar mas lejos de ti para dejar de perderte en los detalles. Las desilusiones son pasajeras, igual que el pesimismo. Si te pierdes en los detalles no te ves en perspectiva. Quizas tengas que abandonarte mas.

Doji Kaoru dijo...

¿Abandonarme más? Entonces dejaré la higiene personal y esas cosas, es lo que me falta :D

Es difícil alejarse de situaciones en las que eres parte activa y causante, muy difícil. Sobre todo porque te atan lazos que no puedes cortar aunque sea por un momento para ver desde fuera. Pero poco a poco el optimismo va volviendo, me hace mucho bien poder hablar con alguien sobre este tipo de cosas, me ayuda a coger esa perspectiva, aunque todavía no sea muy amplia ;)

Muchas gracias :P

Anónimo dijo...

Quizas necesites parar el tiempo para introducirte en ese abandono que te permite ver donde estas. Aislarte y no ver donde estas y una vez perdida, sin referencias, buscarte y encontrarte.

Doji Kaoru dijo...

Deberías escribir un libro de auto ayuda, a este paso vas a convertirte en mi gurú!

Y regístrate!!!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
WhisKiTo dijo...

Siempre es mucho más sencillo perderse que encontrarse (o en su caso, encontrar el lugar al que vas). :/

Doji Kaoru dijo...

Jijiji.... Hola pequenene ^^

Lara dijo...

Hey Doji! Ánimo con todo! Todos hemos pasado en mayor o menor medida por esta mala racha.

Por cierto, descubrí esto casi por casualidad. Es de hace más de un año, así que imagino/espero que estés mejor ya!

PD. Espero que seas la fotógrafa que nos retrató en el Café España y no otra Doji Kaoru, jajaja.
Soy Lara, la cantante de Barmanouche.
Muy chulas las fotos, gracias!

un beso

Kaoru dijo...

¡Lara! ¡¡Me alegro de verte por aquí!! :D

Sí, afortunadamente la mala racha pasó y ahora estoy como una rosa, más o menos xD

Que sepas que me encantó el concierto, ¡menudo estilazo que tienes, madre!

Le pasaré un CD a Alberto con todas las fotos, las originales y las que están en la web la semana que viene en cuanto saque un ratillo.

¡Por cierto! ¿Tú no estabas en el grupo de teatro de la UVA?