19 febrero 2007

Asteroide asesino en el 2036

Y es que Deep Impact o Armaggedon tenían en parte (una minúscula y de tamaño microscópico) razón respecto a la posibilidad de que un cometa o asteroide impactara con la Tierra al interponerse en nuestra órbita.

Pues por si acaso, yo voy a intentar posponer todos mis pagos y préstamos al 2037, ya que según ha avisado la NASA, en el 2036 se prevé que Apophis, un asteroide del tamaño aproximado que el que destruyó a los dinosaurios hace millones de años nos caiga encima.

Esta predicción se realizó en el 2004, año en el que las posibilidades de llevarnos el empellón eran de una entre 37. Afortunadamente, el número se ha reducido siendo en la actualidad una probabilidad de uno entre 45.000. Pero si tenemos en cuenta que hay unos 127 objetos de este calibre con posibilidades de impactarnos, el peligro parece más importante que a primera vista.

Por ello, la NASA ha aportado una solución: la creación de un inmenso "imán" gravitacional de masa superior a las 18 toneladas y que se lanzaría al espacio, de manera que pudiera atraer la trayectoria de un cuerpo celeste y divergirla de la original en la que nos impactaría mediante la fuerza de la gravedad que este ingenio generaría por sí mismo. No se trata, en ningún caso, de que lo desvíe hasta el punto de destruir el dispositivo, sino únicamente apartarlo de un futuro poco halagüeño.

En la web de National Geographic también podéis ver una simpática demo de lo que ocurriría.

Desde National Geographic

2 comentarios:

WhisKiTo dijo...

aqui que diga Anonymus, que es el que entiende de esto :D

pol dijo...

Bune, no es tan malo. Puede ser la solución al terrible daño q el hombre le hace al planteta.

Saludos.