15 febrero 2007

Todo el mundo puede ser poeta

Si no, ved los consejos que Tzara, seguidor de la corriente del dadaísmo (precursora del surrealismo) daba para la composición de un poema.



Tomad un periódico.
Tomad unas tijeras.
Elegid en el periódico un artículo que tenga la longitud que queráis dar a vuestro poema.
Recortad el artículo.
Recortad con todo cuidado cada palabra de las que forma tal artículo y ponedlas todas en un saquito.
Agitad dulcemente.
Sacad las palabras una detrás de otra, colocándolas en el orden en que salgan.
Copiadlas concienzudamente.
El poema está hecho.


1 comentario:

___________________ dijo...

No debí agitar todo lo dulcemente
no consigo que quede nada poesía. No digo ya coherente , pero según algunos la poesia no ha de ser coherente solo sentida. Probare con nuna revista o quizas que alguien más dulce agite por mi.


Por cierto ¿5 post en un día? ¡Q explosion creativa! Yperdon por la intromisión.