22 enero 2007

A veces me sorprende la mezquindad humana.

Aunque, ese mismo sustantivo tiene por definición la cualidad de ser inherente a la persona y me siento cautiva de la redundancia. Pero aun así, me reafirmo. Hay personas a las que les pagan por escribir sobre las mujeres que tienen la desgracia de caer en su cama. Me reconozco lectora asidua de ese tipo de escatología, pero hoy reconozco que mi propia conciencia se ha visto sobrepasada. No porque le dé mucho uso, la verdad, pero sí porque no aguanto a la gente que se autoafirma en su propia mezquindad. Dedicar mil palabras a una persona que no es nada para ti o al menos de eso intentas convecerte me parece todo un ejercicio de futilidad, una venganza imaginaria inexistente, una incongruencia, casi diría un agujero de gusano. Reclamar una falta de importancia sobre unos hechos que dices carecieron de ella es absolutamente absurdo. Ganarte la vida a base de pulverizar tu ego en ocasiones y convertirlo en Apolo en otras me parece, cuanto menos, poco consecuente.

Para mí, esta persona se engaña a sí misma. ¿Realmente no tiene importancia si te dedicas a despotricar sobre ella? Me parece que tenemos un concepto diferente sobre lo que "molesta o no".

2 comentarios:

WhisKiTo dijo...

Y sin embargo... le lees.

no? ahí es donde esta el juego.

Es similar a lo que ocurrió con Juan Dámaso, "Vidente" se hacía llamar. Hace un tiempo ya que sus blogs desaparecieron, aunque todavía quedan vestigios:

http://donjuan.bitacoras.com/

Al principio se le tomó "en serio", pero despues, una vez que su blog se cambió al host de "humoralia"... todo el mundo supo que el tio era de broma.

¿Y qué? Tenía millones de visitas, generaba varias centenas (seguramente algunos miles) de euros al mes. A él le daba igual.

El Ezcritor ese, pues cosa semejante. Será verdad la décima parte de lo que dice (aunque ponga fotos, mira que macizo estoy yo http://www.nst21.com/xenadrine/img/macho.jpg). Sin embargo, es algo que llama la atención, y tiene éxito.

Seguramente no sea más que un gilipollas (aunque juraría que un día lei una cosilla interesante en su blog...), pero tiene imaginación, y eso gusta.

Otro ejemplo: mundo real y los programas de "cultura" de los viernes noche en A3 y sábado noche en T5. ¿Es verdad algo? ¿Un 10%? Quizá menos... Pero es lo que gusta y lo que da dinero :(

Lo demás, pamplinas.

Anónimo dijo...

Es un blog que conecta con sensaciones arraigadas en el ser humano. Por eso se lee, creo yo.