19 febrero 2007

El origen de los record Guinness

Seguro que sin pensarlo demasiado se te ocurre un record Guinness. El hombre más alto del mundo, o el más longevo; otros más absurdos como el más rápido bebiendo medio litro de cerveza, o el que pasó más tiempo planchando seguido. Gente con tiempo libre, que diríamos.

Su origen no fue tampoco demasiado erudito. Allá por noviembre de 1951, Sir Hugh Beaver se preguntó cuál sería el ave de caza más rápida en mitad de una fiesta en Irlanda (y con unas cuantas cervezas encima, suponemos). Inmediatamente, el por entonces director de las Cervecerías Guinness trazó la idea de escribir un libro en el que se recogieran todas estas proezas, y la primera edición del Libro Guinness de los Récords vio la luz en agosto de 1954. Sucesivas ediciones lo harían cada mes de octubre año tras año, hasta nuestros días, convirtiéndose en un fenómeno sociológico que ha dejado tras de sí hazañas más o menos absurdas.

Desde Cerveceros Digitales y Wikipedia.

1 comentario:

WhisKiTo dijo...

Los records más divertidos siempre son los que tienen que ver con el alcohol. Principalmente, los de beberse un barríl entero de cerveza en menos de un minuto, o cosas así.

Curiosamente, la mayoría de estos records de cerveza pertenecen a alemanes. :D